lunes, 17 de noviembre de 2014

LETRAS RESILIENTES vistas desde LA GRAFOLOGÍA

Letras RESILIENTES

“El hombre que se levanta es aún más fuerte que el que no ha caído. Una experiencia traumática es siempre negativa pero lo que suceda a partir de ella depende de cada persona.
En la mano del hombre está elegir su opción, que bien puede convertir su experiencia negativa en victorias, la vida en un triunfo interno, o bien puede ignorar el desafío y limitarse a vegetar o a derrumbarse” Viktor Frankl

En Psicología el vocablo Resiliencia tiene su origen en el latín, "resilio" que significa volver atrás. Es la capacidad que tiene un individuo de resistencia ante la adversidad y resurgir de momentos de desgracia adaptándose, resolviendo los problemas y volviendo a darle sentido a su vida, siendo esta más positiva y productiva.

Las Letras también hablan

En grafología, podemos detectar letras indicadoras de “Resiliencia”, como veremos a continuación:

ü La M mayúscula.

ü La t minúscula.

ü La A mayúscula.

ü La d minúscula.

ü La g minúscula.

ü La i minúscula.

ü El óvalo.

Hoy trataré la M mayúscula, la t minúscula, la A mayúscula y la d minúscula.


La letra M mayúscula es indicativa de la autoestima, del concepto social y familiar del sujeto.
Tradicionalmente, la letra m se ha representado con tres montes: el primero, se dice representa al Yo (uno, entre otros lugares, donde vemos al individuo como Yo en sí mismo); el segundo monte, representaría los “otros”, pero los “otros” cercanos, los que están más cerca del Yo; y, por tanto, tal y como vamos hacia la derecha y de acuerdo a la simbología de dicha zona, el tercer monte sería el resto de la sociedad, los “otros” más alejados del Yo, los demás, conocidos o no...

Algunos estudios realizados sobre las "emes", han demostrado pues, la tendencia al individualismo en la sociedad, dado que, la "m caligráfica", con tres montes es cada vez más infrecuente en los escritos y existen incluso casos de emes de un monte solo.

Según el tamaño de los distintos montes, podremos apreciar el concepto que la persona tiene de sí misma y de su relación con los demás: Sentimientos de inferioridad, sumisión, inhibición en una M cuyo primer monte sea inferior al resto; sentimientos de superioridad, autoridad, altitud de miras, en una M cuyo monte primero sea superior a los demás.

También podrían analizarse los rasgos iniciales y finales de esta letra: iniciales envolventes o largos o en bucle que nos hablarían del pasado, de narcisismo; finales largos hacia la derecha hablando de expansión y extraversión, o hacia abajo, que indicarían codicia, egoísmo y tendencias acaparadoras.

ü M con el primer monte mayor que el resto: sentimiento de superioridad del Yo. Imposición. Orgullo.

ü M con el primer monte inferior que el resto: sentimiento de inferioridad del Yo. Sumisión. Inhibición.

ü M con el tercer monte de mayor tamaño que el resto: predominio de un Yo social.

ü M de un sólo monte: Individualidad del Yo.

ü M normal, simplificada, de dos montes: mente racional, clara, sin vanidades.


 La letra t minúscula nos da una de las muestras más evidentes de la voluntad individual.

En la t, el Yo se ubica en un palote vertical, cruzado (o a veces no) por una barra horizontal indicadora de la proyección hacia los logros personales, dado que avanza hacia la derecha de forma espontánea y natural.
Aplicando el grado de avance de la barra de la t, y en las zonas simbólicas de la escritura, encontraremos a una persona inhibida, introvertida, reflexiva, en la medida en que la barra quede retrasada en la zona izquierda; un equilibrio y control de los impulsos volitivos en una barra centrada al palote; y una voluntad firme, extraversión, entregada a los proyectos, a medida que el palote avanza hacia la derecha, la zona del futuro y, por tanto, del fin de las realizaciones, de las metas.
También se puede estudiar la t respecto del grado de altura de la barra respecto del palote. Aquí veremos el grado de sumisión en la barra situada baja o, por el contrario, de autoridad y dotes de mando del sujeto analizado en la barra alta o incluso situada por encima del palote.

ü T con barra centrada y a altura normal: equilibrio, control.

ü T con barra avanzada hacia la derecha: empuje, decisión.  Extraversión.

ü T con barra regresiva: reflexión, inhibición.

ü T con barra excesivamente alta: idealismo extremo, utopía. Autoridad. Personas que quieren hacer prevalecer sus ideas sobre las de los demás.

ü T con barra baja: espíritu sumiso.

En la letra A mayúscula, encontramos nuevamente una manifestación del Yo, esta vez en el vértice, en el que se vienen a encontrar los dos palotes.
Así pues, esta letra goza de muchos de los aspectos vistos en la M, (donde, el Yo se encontraba en el primer monte), y también de los de la barra de la t, ya que ambas letras comparten el rasgo del travesaño.

Podemos encontrar aes estrechas que, al representar al sujeto mismo, nos indicarían inhibición e inseguridad, en contraposición a aes abiertas, que mostrarían a un sujeto de gran aplomo, seguro de sí mismo.

También podríamos clasificar las aes en función del modo de formar la cúspide, en ángulo, o bien en curva, a lo que aplicaríamos lo visto en el capítulo de la forma; o en función de la realización de los rasgos iniciales y finales, a lo que podría aplicarse los mismos aspectos vistos para la M; y aplicar lo estudiado sobre la barra de la t, a la también barra o travesaño de la A.

ü A de apertura estrecha: inhibición, inseguridad, falta de aplomo y firmeza.

ü A de apertura ancha: estabilidad, aplomo, asentamiento seguro y firme.

ü A en forma curva: se suaviza el vértice, lo cual indica afabilidad, bondad, dulzura en el trato.

ü A tipográfica normal.

ü A con travesaño bajo: sumisión.

ü A con travesaño alto: dotes de mando, autoridad.
  

La d minúscula es la letra que mejor representa el espíritu creativo, idealista, espiritual, la fantasía, la originalidad de ideas.

El óvalo se eleva después hacia arriba, hacia lo alto, donde se halla el límite de la imaginación y la espiritualidad. Por tanto, es fácil descubrir en la d al artista e incluso también detectar patologías psíquicas por desbordamiento de una imaginación más allá de los límites normales.

La elevación o caída del bucle, su dibujo de mayor o menor ostentación, su modo de unión con el óvalo al que acompaña, indicará la mayor o menor abundancia de ideas, de realizaciones, pondrán límites a la fantasía creadora y darán nota de una mayor o menor imaginación.

Continuaré con el resto de las LETRAS RESILIENTES....












GraphoLife® Emprear Group

Lic. Agustina Gómez Rodríguez

        Directora Fundadora
Consultora Estratégica Empresarial en RRHH.     
    Análisis Grafológico Resolutivo©
           Coaching Grafológico© 
Skype:  GraphoLife
Teléfono/Fax: +34 912 773 881
Móvil: +34 686 424571

Autora Libro: “Tiempos de Resiliencia, Reingeniería, Coaching y Grafología”
                         Ed. Lasra. Argentina-España, 2011/2012

"Análisis de un Rostro"   http://youtu.be/LNkRlSm2By0
"¿Por qué Grafología?   http://youtu.be/q-gKdcm_DAI

Grafóloga Pública - Nº 69.994- Carrera oficial avalada por Ministerio de Educación y Cultura. Buenos Aires.
Grafoanalista Científico Emocional. -Diploma de Honor- Buenos Aires.
GrafoPsicóloga –Instituto Español de Grafología M. Xandró- SO.ES.GRAF. Madrid.
Técnico en BioProgramación - Licencia Nº 613745 – Gijón.
Practitioner en PNL, Inteligencia Emocional y Coaching Executive & Life. Madrid.
Máster en Dirección y Gestión Innovadora en RRHH.-IEBSchool, Escuela de   Negocios, Barcelona.
MorfoPsicóloga - Diploma otorgado por Moisés Acedo Codina (Societé Française MorphoPsychologie) Barcelona
  

SIGUEME....

Proyecto Personal: Comienzo el 26/01 - Logro mi peso ideal - Lo voy logrando...

Reglette regime